COgnAC

Se presta a totas las audacias

No hay una, hay miles de maneras de abrirse a la degustación del cognac

Si rima  arte de vivir y tradición, este aguardiente de excepción sabe sorprender y vivir con su tiempo. Aperitivo o digestivo, servido solo o con hielo, short ou long drink  cuando se hace en cóctel  y cómplice de otras bebidas, el cognac se presta a todas las audacias.

La primera es quizás  descubrirlo puro, de manera intima. Abra bien sus ojos, su olfato, su paladar… y sirva el cognac a temperatura ambiente en una copa en forma de tulipán. La forma típica de esta copa permite en efecto  de distribuir la llegada de los aromas durante la degustación. Usted discernirá y descompondrá todavía mejor toda su riqueza aromática, sea cual sea el envejecimiento del aguardiente: VS (dos años), VSOP (al menos 4 años) o XO (al menos 6 años). Para los otros tipos de consumo una sola consigna ¡sea creativo y siéntase libre!

El arte de la degustación

El vaso "tulipe"

El Cognac

¿Un cóctel o algo digestivo?

La riqueza aromática del cognac puede estar agrupada en diferentes familias de fragancias y sabores. Deguste y diviértase a poner palabras e imágenes en sus emociones, primero para captarlos mejor y luego para compartirlos.
Además el ”rancio”, que se caracteriza por matices de sotobosque de otoño, de  setas, de aceite de nuez – aromas específicos nacidos de un largo envejecimiento en barricas de roble y cuya intensidad aumenta con el tiempo-, se encuentran también en el cognac matices afrutados (se desvelan según el grado de maduración del cognac, los aguardientes de 40 años dejando aparecer matices de coco y de fruto de la pasión ), florales (la rosa, la violeta, la margarita son los aromas principales de un aguardiente joven), toque de madera (con aguardientes de 30 años, es la madera de sándalo, de cedro, de caja de puros que se desprenden) o especias (los aguardientes de 15 años revelan matices de jengibre, de canela o de curry).

Para los profesionales, la degustación durante la elaboración de los aguardientes es un verdadero trabajo. Permite de controlar las diferentes fases de la destilación y de seguir luego la evolución del envejecimiento. Es gracias a su talento y a su experiencia de la degustación que el jefe de bodega realizara los ensamblajes remarcables que hacen los grandes cognas.

Bares del Cognac

¡Monte en la ola de los bares de cocteles e iníciese a los sabores del Cognac! Cocteles clásicos o creaciones originales, descubra el cóctel que {…}

Casas de Cognac y viticultores

Vaya al encuentro del saber hacer del cognac de la viña al ensamblaje, pasando por la tonelería: visitas de casas de negocios o encuentros con {…}